Reacciones aprendidas

En 1991 los psicólogos D. Lyon y J. Greenberg, realizaron un ex­pe­rimento la codependencia de un grupo de mu­je­res hijas de alco­hólicos. Se investigó a 48 mujeres y se des­cubrió que las que habían vi­vi­do en el contexto de un alcohólico cola­boraban e intentaban ayudar sólo cuando el investigador se mos­traba como explotador, al contrario de lo que sucedía cuando otro investigador se mostraba amable y afectuoso. Eso no ocurría en el grupo control formado por mujeres que no habían vivido ese ambiente. El estudio demostró lo que ya se sabía: la codependencia es adquirida. Es una conducta aprendida y que se da en contextos donde las personas han sido sometidas a estrés emocional, abuso y maltrato.

¿Por qué las mujeres que habían vivido en ambientes sanos reaccionaban bien al afecto y la colaboración y no las mujeres que habían vivido en un contexto de abuso? Simplemente, porque lo único que conocían era la explotación y la violencia, y no sabían interactuar con otro tipo de persona. De hecho, aunque el investigador que actuaba bien lo hacía como debe ser, su reacción hacia él no era positiva, porque ellas no sabían qué hacer en esa situación.

Las implicancias de este estudio son complejas. Viene a responder a algo que por mucho tiempo no se había entendido, la razón por la que mujeres que habían vivido en un ambiente hostil y violento, elegían como parejas precisamente a personas con esas características.

La codependencia es adquirida. Se aprende a ser codependiente en el ambiente donde nos desarrollamos a falta de otro modelo. Se normaliza la violencia y el maltrato, y las personas, por sobrevivencia, terminan estando al lado de quien actúa mal. No es que racionalmente quieran eso, pero se ven arrastradas a esa situación porque emocionalmente no están preparadas para interactuar con personas sanas, y por esa razón eligen la toxicidad antes que la sanidad.

Por medio de la resiliencia se puede romper ese ciclo, pero es preciso aprender a distanciarse de modelos tóxicos que han dañado nuestra imagen y la forma en que interactuamos con otros. Se puede romper el ciclo dañino, antes es preciso tener conciencia de que existe el daño.

*El Dr. Miguel Ángel Núñez, es terapeuta de parejas,orientador familiar, y conferencista internacional. Escritor (ha publicado 66 libros, algunos de los cuales han sido traducidos al ruso, sueco, italiano, inglés, portugués, búlgaro, y rumano. Casado, y padre de dos hijos adultos.

Para conocer nuestros servicios

Haz clic Aquí

 

Share this post

Comments

  • Me parece muy interesante el tema, pero que podría determinar a una persona abusada y que es codependiente de querer salir de la relación, aunque toxica, siendo adaptada a esta y no adaptada a un relación normal….?

    Dori
    Responder

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: