Un amor que no es posesivo

Khalil Gibrán, el famosos poeta libanés escribió: »El amor no da sino a sí mismo, y nada toma sino de sí mismo. El amor no posee ni quiere ser poseído. Porque el amor se basta en el amor». (Gibrán, El profeta, 2009, 36). Con estas ideas Gibrán expresa una de las verdades más básicas del amor. El amor verdadero, no es dependiente ni busca poseer. El amor se concentra en dar, no en recibir. Los amores dependientes son altamente destructivos.

El amor puede convertirse en patológico. Cuando alguien sólo espera recibir, sin dar nada a cambio, ese amor se convierte en tóxico. El amor no posee al ser amado, el amor tiene vocación de libertad. Cuando alguien ama, no aprisiona, deja libre. Pretende amar y al mismo tiempo convertirse en controlador, manipulador, o chantajista, no es amor, es megalomanía y obsesión disfrazada de amor.

Muchos dicen amar, pero al mismo tiempo, no dejan ser a quién aman. Continuamente piden y no permiten la expresión libre. Eso no es amor, es un engaño con palabras de circunstancia. Una falsa ilusión recubierta de un romanticismo enfermo.

El amor no aprisiona, nunca, bajo ningún argumento. El que ama confía y deja que la persona amada viva en libertad y en paz. Cuando alguien trata a la persona amada como si fuera su mascota faldera, exigiendo y promoviendo la dependencia, esa persona está engañando y es a su vez engañada por sus conceptos distorsionados. El amor no tiene que ver con dependencia, sino con libertad.

El amor crece en un ambiente libre, cuando los amantes pueden expresar libremente sus afectos, entonces, y sólo entonces, el amor fructifica y se convierte en bálsamo para todos los dolores. Cuando no ocurre así, el amor asfixia y se torna en nauseabundo, provocando frustración, desilusión y la sensación de haber sido engañado.

Un amor tóxico termina por matar a las personas, haciéndolas ver la realidad de una forma distorsionada. No es extraño que muchas personas vivan amando, pero con angustia, con pesar, con carga… porque no han entendido que eso no es amor, sino simplemente, patología disfrazada de amor. Nunca, por ningún motivo, se debería aceptar algo sórdido como el control como si fuese amor.

Autor: Dr. Miguel Ángel Núñez.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 196857_474566665914564_1835306403_n.jpg

*El Dr. Miguel Ángel Núñez, es terapeuta de parejas, orientador familiar, y conferencista internacional. Escritor (ha publicado 66 libros, algunos de los cuales han sido traducidos al ruso, sueco, italiano, inglés, portugués, búlgaro, y rumano. Casado, y padre de dos hijos adultos.

Any y Mar Salud Integral SL. Cuenta con la presencia del Dr. Miguel Ángel Ñúñez, para atender a todos aquellos que necesiten de sus servicios, a partir del día 24 de febrero. Pide tu cita. Tlf: 651 59 77 10 / 963 081 610 www.bionisimo.es. Siempre ocupados para tu bienestar.

Share this post

There are no comments

Deja un comentario

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies